Diez motivos para visitar el jardín tropical invernadero de Atocha

La estación de tren de Atocha se encuentra en uno de los ejes más turísticos de Madrid, en la ruta de los museos y al lado del Real Jardín Botánico. Aunque no tengas que viajar en tren merece la pena que te acerques para disfrutar del jardín tropical que se creó bajo la estructura metálica del antiguo andén, hoy conocido como el invernadero de Atocha. Aquí diez razones para visitarlo:


1- El jardín ocupa 4.000 metros cuadrados y se construyó en el lugar que antes ocupaba el andén de la antigua estación de Mediodía, de donde partían trenes con dirección sur. El primer tren que partió de la estación tenía como destino Aranjuez, el que luego pasó a conocerse como "Tren de la Fresa".

2-A finales de los años ochenta y con motivo de la Exposición Universal de Sevilla de 1992 se remodeló la estación con un proyecto de Rafael Moneo y Jose Miguel León, ampliando y reconfigurando la estación por completo.  

3- El jardín está formado por más de 200 especies de carácter tropical y subtropical. Para conseguir y mantener las condiciones climáticas idóneas cuenta con varias estaciones que regulan la temperatura y la humedad del ambiente. 

4- La luz entra al jardín por las cristaleras laterales y por la superior, que se sujeta con una estructura metálica original de 50 metros de altura de finales del siglo XIX, obra del arquitecto Alberto de Palacio. Además se instalaron focos de luz blanca y amarilla para aumentar la luz necesaria para las plantas.

5- El trazado del jardín se divide en seis cuadros de plantación rectilíneos rematados con un estanque donde a lo largo de los años se han ido abandonando tortugas y peces de colores, que hoy en día se cuentan por centenas. 

6- Entre las especies de mayor porte destacan Phoenix spp., Washingtonias spp., Syagrus romanzoffiana, Strelitzia nicolai, Arecas, Kentias, Butia capitata, Ficus spp., y Scheffleras. Pero entre todas la especies la que más llama la atención es la Ravenala madagascariensis, palmera de Madagascar o Palma del viajero, denominada así por poder almacenar hasta dos litros de agua en el peciolo o la inserción de cada hoja. Su estructura escultórica en forma de abanico es espectacular y crea una palma de bienvenida que enmarca todo el jardín. Hace años estaban más bonitas pero, como todas las plantas, van creciendo y cambiando de forma. 

7- En el estanque hay varios ejemplares de ciprés de los pantanos o Taxodium distichum, que contrastan en color y en textura con el resto de plantas de tipo palmácea y tropical.

8- Las plantas arbustivas que podemos encontrar son epyphitas, bromelias, Monstera deliciosa, Potos, Galateas, Yuccas, Cycas, Sasa palmata, Alocasia machrorriza...

9- La empresa encargada de los trabajos de mantenimiento de las plantas es Althenia, que cuida con mimo y esmero todo el jardín. Errata corregida, disculpen las molestias.

10- La entrada es gratuita y a veces se instalan casetas para mercadillos, por eso en las fotos se ven casetas rojas. En mi opinión se puede disfrutar mucho más cuando no hay este tipo de eventos.


Foto de Juanjo Trujillo de floramalaga.blogspot.com






¿Conocías este jardín? ¿Te gusta visitar invernaderos? Ahora en invierno es una buena opción como plan de fin de semana con niños. Te recomiendo también el Invernadero Palacio de Cristal de Arganzuela en Madrid Río.


Comentarios

  1. Qué maravilla Isabel! Siempre he estado enamorada de este jardín. Recuerdo la época en que todavía era una estación y ya me gustaba el edificio. El día que mi padre me contó que lo estaban convirtiendo en jardín no paré de pedirle que me llevara a verlo hasta que lo hizo. Es muy especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica, ¡qué suerte haber conocido la estación antigua y haber visto la transformación! muchas gracias por tu comentario, un fuerte abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por vuestros comentarios!

Entradas populares