12.9.16

Cómo combinar colores en el jardín: Teoría del color

¿Cuál es el secreto de las bonitas mezclas de plantas y flores en un jardín? Muchas veces vemos composiciones increíbles que nos dejan maravillados, sobre todo en los jardines de inspiración inglesa, pero ¿qué es lo que hace que un jardín nos encante? Para dominar el diseño de composiciones vegetales es fundamental saber qué colores "pegan" o "empastan" mejor unos con otros. ¿Quieres aprender a combinar plantas y flores en tu jardín? A continuación te explico cómo hacerlo con la teoría del color aplicado a la jardinería y el paisajismo.


Se trata de combinar colores basándonos en la rueda en la que se basa la teoría del color. Es una rueda que representa todos los colores que puede apreciar el ojo humano distribuidos en un círculo y en un determinado orden. Sería como un arco iris circular. La disposición de colores en esta rueda nos va a determinar las posibles combinaciones entre sí para crear efectos intensos, suaves, vistoso o espectaculares.

 

En el siguiente esquema se ve muy bien la conjugación de colores a partir de los primarios amarillo, azul y rojo, para crear los secundarios verde, violeta y naranja, para finalmente obtener los terciarios. Los podemos ver todos en el arcoiris y nos van a dar muchísimo juego para combinar plantas de muchos colores de la manera más acertada en nuestro jardín.


En función de su posición en la rueda y sus posibles usos podemos hacer la siguiente clasificación:
  • Colores análogos: son los que se encuentran contiguos en la rueda de color formando tonalidades graduales. Sería en amarillo, naranja y rojo, los tres tonos de azules y malvas... crean composiciones de tonos similares y en función de qué parte de la rueda escojamos tendrán un aspecto frío si nos decantamos por los azules y verdes y un aspecto más cálido si nos vamos a los amarillos.
    Ejemplos de colores análogos en gama fría.
    

Ejemplos de colores análogos en gama cálida:

 

Si os fijáis en esta última foto (tomada en Kensington Gardens) ya hay una combinación que llama más la atención, es una mezcla de naranja y fucsia, colores que se van alejando dentro de la rueda, están creando un contraste, se empiezan a diferenciar unos más fríos (fucsia y morado) y otros más cálidos (amarillo y nanarja). Se van alejando de los análogos para juntarse con sus complementarios.  
  • Colores complementarios. Consiste en combinar los colores que se encuentran en los lados opuestos de la rueda, creando contrastes más llamativo y con más fuerza. Son mezclas más "dramáticas" (una palabra abstracta muy utilizada que se suele referir a algo que te llama la atención y no te deja indiferente). En el siguiente esquema podemos ver cómo el azul es complementrario del amarillo y el rojo destaca mucho sobre el verde porque es su complementario.

En esta última imagen se ve cómo se combina en el plano una mezcla de colores análogos o similares en tonos fríos con sus complementarios en gama cálida
  • Colores neutros. Gris y blanco. Son los comodines que hacen que destaquen los otros colores. Estos también dependen de la intensidad y buscarán un mayor contraste entre colores "claros y oscuros". En las siguientes fotos (tomadas en el Chelsea Physic Garden de Londres) se aprecia el contraste entre el verde y el rojo, complementarios entre sí, con la particularidad que el verde tiende un poco a gris, iluminando o aclarando el tono del verde y creando más contraste aún con el rojo y con un el granate intenso casi negro de los tulipanes. Precioso ¿verdad?.

Jardín de Miguel Urquijo donde se ven distintas tonalidades de verde, gris y blanco mezclados con puntos de amarillo y malva. En este jardín grabamos la entrevista a Miguel en la primera temporada de Paisajes con Firma de canal Decasa. 
  • Composiciones monocromáticas. No tienen porqué ser aburridas. Podemos formar jardines fantásticos con un sólo color de floración, con una o varias especies vegetales distintas. Incluso el verde es un color precioso para combinarse entre sí, pudiendo jugar con las sombras y las texturas.
    También el marrón es un color, que no se nos olvide, y aparece sobre todo en jardines de plantas vivaces que en invierno forman composiciones espectaculares.  

Lógicamente el uso de los colores y las teorías para combinarlos se aplican en todos los ámbitos artísticos y psicológicos cotidianos, como por ejemplo, la moda, la decoración, el arte floral, la arquitectura, el urbanismo, incluso la cocina... los colores afectan a la percepción del ser humano de todo lo que le rodea. 


 

Y termino con el refrán de "sobre gustos no hay nada escrito" que también se puede aplicar a la combinación de colores. Es posible crear mezclas fantásticas en el jardín dejándose guiar por la intuición, al estilo del jardín del fallecido Christopher Lloyd en su jardín Great Dixter, donde hay varias zonas super intensas de colores como las siguientes fotos, y que ¿por qué no? también agradan o por lo menos sorprenden.

Foto: thegardenerseye. blogspot. com
Foto: plinthetal. com

¿A vosotros qué tal se os dan las mezclas? Espero que os haya sido de ayuda y muchas gracias por vuestros comentarios!


8 comentarios:

  1. Muy interesante, gracias por enseñarnos esta técnica!

    ResponderEliminar
  2. Lo vi por encima el otro día, pero hoy he vuelto con más tiempo. Un fantástico trabajo, Isabel y muy, muy práctico. Gracias por compartirlo. Te felicito de corazón. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias María José! gracias de verdad. Espero conocerte pronto. Un saludo!

      Eliminar

¡Muchas gracias por vuestros comentarios!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...